Como fotógrafos, es buena idea aprender sobre composición, para colocar de manera eficaz los elementos en nuestro encuadre. Uno de estos elementos que veremos hoy es el llamado punto de fuga.

Nos va a ser de mucha ayuda para crear profundidad en nuestra fotografía gracias a la perspectiva que crean.

Además es un paso para saltar de una imagen bidimensional a una con un efecto de tridimensionalidad.

Por ello te recomendamos que le eches un vistazo al punto de fuga en este articulo, para conocerlo mejor y poder utilizarlo en nuestras composiciones.

Puedes ver más consejos sobre composición en nuestro artículo 10 Secretos de la Composición Fotográfica.

 

punto

Qué es el punto de fuga.

El punto de fuga es un elemento básico que permite lograr la creación de una perspectiva, la de tipo lineal, es decir a través de líneas que nos van guiando la mirada, que es la forma más sencilla.

Si lo analizamos e intentamos definirlo, el punto de fuga es el punto en el que las líneas paralelas de una imagen parecen converger y extenderse hasta el infinito.

Esto nos crea un efecto visual que aporta una sensación de tridimensionalidad.

Como ejemplo más característico, seguro que lo has visto muchas veces, es el de las vías de tren, cuya proyección hacia el fondo de la foto, hace que parezca que se unen en un punto a lo lejos, cuando todos sabemos que esto no es real pues las vías siempre son paralelas.

Sin embargo, nuestra percepción “nos hace ver” que estas líneas se juntan en el infinito de la imagen. Lo mismo nos sucede con paisajes, edificios y todo lo que queramos fotografiar usando estas líneas como puntos de fuga.

punto de fuga

Punto de fuga utilizando los bordes de una carretera. Foto © Autobild.es

El punto de fuga en la composición fotográfica.

Antes de empezar a tomar la foto, tendremos que localizar un punto de fuga que sea interesante y potente.

Para ello podemos buscar una localización que tenga buena profundidad, como puede ser una calle, las vías del tren, un camino en el campo entre los árboles, un túnel de una autopista, un puente, un pasillo o corredor, etc.

Como muchos recursos de la composición, los puntos de fuga se vienen usando desde hace siglos en la pintura, de hecho los han usado grandes artistas hasta directores de cine.

Además los puntos de fuga están en todas partes, si miras a tu alrededor empezarás a encontrarlos y poder usarlos en tus fotografías.

Y para aplicarlo en la composición, podemos hacerlo de varias maneras:

Para aprender a utilizar correctamente este recurso, podemos hacerlo de maneras diferentes:

Dirigiendo la mirada, como por ejemplo situando el motivo principal de tu fotografía en el camino por donde pasan estas líneas, ganando mucha más fuerza visual.

perspectiva conica

Líneas como punto de fuga utilizando una valla. Foto © http://project52pros.com/

Podemos también crear profundidad, como colocar la cámara cerca del suelo, sobre una mesa, una valla, en el lateral de una pared, al borde de una carretera, etc.

Si utilizamos un objetivo gran angular tendremos un plano más abierto y amplio del entorno, y llamará más la atención, pues las líneas tendrán un recorrido más grande y esto le dará gran fuerza.

También puedes buscar otros puntos de vista o perspectivas diferentes o bien utilizar elementos del entorno como guía, más aún si van en fila o son repetitivos, eso crea una mayor sensación de profundidad.

Cómo utilizar el punto de fuga.

Hay muchas maneras de utilizarlo o de hacer que esa sensación de profundidad se intensifique.

Una manera es acercándonos al plano del que parten las líneas fundamentales que crean el punto de fuga, que normalmente está situado en la parte inferior de la imagen, o lo que es lo mismo, el suelo.

punto de fuga en dibujos

Las escaleras mecánicas también nos pueden ayudar en la composición. Foto © http://yourshot.nationalgeographic.com

Aunque también puede ser una pared, valla, vías del tren, etc.

También hay que tener en cuenta que la idea de profundidad será mayor cuantas más líneas convergentes encuentres para incluir en la composición. O elementos que se repiten en el encuadre.

Estos elementos pueden crear líneas imaginarias que se van dirigiendo hacia el fondo de la fotografía, no tienen por qué existir como sucede con los bordes de un camino, por ejemplo.

Todo esto gracias a que los elementos más lejanos aparecen más pequeños que los cercanos y eso nos ayuda mucho a crear esa perspectiva.

Otro recurso es situar el punto de fuga fuera del encuadre, así el espectador seguiría con la mirada hasta el borde de la foto y después ya dejamos que su imaginación “vea” la posible continuidad o resto de la foto.

Ya sabes el dicho, mejor sugerir que mostrar todo.

dibujos con puntos

Una pared nos puede servir como línea de fuga para guiar la mirada hacia el motivo principal. Foto © https://clickitupanotch.com

Practicar con el punto de fuga.

En este punto ya sabemos qué podemos conseguir gracias a los puntos de fuga.

Ahora vamos a ver cómo utilizarlos en la práctica cuando estemos fotografiando una escena en concreto.

Para es importante tener la capacidad de mirar, entrenar el ojo fotográfico y saber aprovechar los elementos que tengamos a nuestra disposición.

Entonces, si nos encontramos elementos que puedan ayudarnos a crear puntos de fuga debemos tratar de aprovecharlos, buscando el punto de vista que mejor nos resulte o más nos llame la atención.

Por ejemplo, buscando otras perspectivas que sean distintas a las que hace todo el mundo, para que las fotografías sean más originales y atractivas.

Aquí te aconsejo también que uses el punto de fuga como sucede en los paisajes, busca incluir un elemento principal en el encuadre, que nos guíe la mirada y aporte profundidad, pues de lo contrario resultará una fotografía algo insulsa, al igual que si sólo usamos puntos de fuga sin añadir algún elemento dentro del encuadre.

punto de fuga en fotografia

No siempre tienen por qué ser líneas rectas, busca círculos o espirales para el punto de fuga hacia el elemento principal. Foto © Drew Hopper Photography

Y recuerda que el punto de fuga no tiene por qué ser recto como esas líneas, puedes buscar figuras geométricas en la naturaleza o en ciudades, tales como espirales o círculos.

Los puntos de fuga te están esperando donde menos te lo esperes 🙂

Conclusiones.

Puedes utilizar el punto de fuga como una herramienta compositiva más en tu arsenal.

El punto de fuga puede ayudarte mucho a la hora de conseguir fuerza visual en tus composiciones y atraer la mirada del espectador.

Sólo necesitas aplicar alguno de estos consejos que hemos visto hoy y practicar para ser capaz de aprovechar tu fotografía al máximo.

punto de fuga fotografia

Con el uso de líneas de fuga podemos guiar al espectador hacia donde se dirige la protagonista. Foto © http://erickimphotography.com

¿Qué te han parecido estos consejos sobre el punto de fuga?

¿Conocías el punto de fuga en la composición fotográfica?

Cuéntanos…

 

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

 

Foto de portada © http://timpanogosphotography.weebly.com/