¿Te gustaría ser capaz de sacar el mayor ángulo de visión posible en tus fotografías? Si es así, hoy vas a conocer el objetivo ojo de pez.

Una misma toma puede tener efectos visuales muy distintos según el tipo de objetivo que estemos utilizando.

No tendremos el mismo ángulo de visión con todos, ni la misma profundidad de campo. Y puede ser tan variado como queramos, desde un primerísimo primer plano con un objetivo macro hasta un ángulo de visión mayor que nuestra vista, gracias a ultra angulares y al ojo de pez, también conocido por su nombre en inglés fisheye.

Este ojo de pez es un objetivo que saca imágenes distorsionadas, pero muy originales y vistosas para darle un toque distinto a nuestras fotografías.

Si deseas saber más sobre cómo puedes alquilar objetivos y poder probar un ojo de pez, echa un vistazo a nuestro artículo Alquiler Material Fotográfico.

Vamos a conocerlo…

ojo de pez

 

Qué es un ojo de pez.

Un ojo de pez es un objetivo que cubre un campo de visión muy amplio, incluso mayor a los 180º.

Además de tener una distancia focal muy corta, que oscila entre los 7 y los 17 mm (en full frame, en APS-C y micro 4/3 este número puede ser inferior). De ahí que su lente tenga una forma esférica para poder captar una toma más angular.

Y hablando de estas distancias focales, no hay que confundir un ultra angular, que en cámaras APS-C van desde los 10 a los 24mm y en full frame desde los 12mm a 24mm, con los ojos de pez, con distancias focales parecidas en cuanto a mm, pero su estructura y forma de lentes es muy distinta y el efecto en la imagen también es diferente.

Como accesorio para tu equipo fotográfico, el ojo de pez, es un objetivo muy recomendable que vale la pena adquirir, ya que su precio suele ser inferior al de los grandes angulares y además podemos obtener fotografías muy interesantes con él.

ojo de pez fotos

Con un ángulo mayor de 180º podemos crear perspectivas muy originales. Foto @ Marco50

Si quieres saber más sobre fotografía, cámaras y objetivos, echa un vistazo a nuestros cursos DR Escuela.

Ventajas de un ojo de pez.

Con este objetivo podremos acortar las distancias entre los motivos de la foto y la cámara. Así nos será muy útil para incluir muchos elementos en la fotografía.

Por ejemplo, en grupos de personas muy numerosas o con muchos familiares, saldrán geniales y nadie se quedará fuera del encuadre.

Podemos ampliar el tamaño real del lugar fotografiado, por ejemplo, una habitación minúscula parecerá grande y espaciosa. También sacar una plaza entera, con su catedral, sus árboles y hasta los edificios colindantes.

Seguro que has visto más de una vez fotografías de habitaciones en catálogos de agencias de viajes o salones y habitaciones amplias en fotos de inmobiliarias, pero luego cuando llegas al sitio en cuestión no te entra ni la maleta por la puerta. Bien, pues la culpa es de los ultra angulares y de estos ojos de pez 😉

Otra ventaja que tiene es que la profundidad de campo es muy grande, por lo que para paisajes es buena idea usarlos, tenemos prácticamente todo enfocado y con una perspectiva distinta.

Podemos jugar con esa perspectiva única del ojo de pez y realizar fotografías creativas gracias a su distorsión y ángulo.

Y por su curioso efecto, también podemos crear encuadres interesantes en donde parece que estamos dentro de la escena, dada la sensación de inmersión que provocan estos objetivos.

fisheye

Si quieres incluir todo en tu fotografía, el ojo de pez es tu aliado. Foto @ Alepou

Desventajas de un ojo de pez.

La principal desventaja es la distorsión que generan en la imagen. Sobre todo si te gustan las líneas rectas o que los edificios te queden perfectos, ahí te aconsejamos los angulares descentrables, muy usados en  fotografía de arquitectura.

La perspectiva y proporción con la que te saldrán las fotos de personas hará que salgan deformadas, como toque creativo está bien, pero no es recomendable en fotografía de retrato 😉

Su uso es más limitado que otras ópticas, pues se centra en un ángulo de visión extremo únicamente.

Hay muchos modelos, sobre todo los económicos, que no disponen de enfoque automático, por lo que deberemos usarlo en manual.

No podemos ponerle filtros, salvo con el uso de adaptadores, dada la forma esférica y grande de su lente exterior. De ahí que suelan venir con el parasol incorporado.

Con los ojos de pez hay que cuidar mucho el fondo, pues al incluir muchos elementos en el encuadre, se nos pueden colar elementos indeseados. Por experiencia, los contenedores de basura del ayuntamiento que están en una calle en una de las esquinas de la foto o incluso las patas de tu trípode, son elementos que se pueden colar en el encuadre sin darnos cuenta.

fotos ojo de pez

La distorsión crea perspectivas únicas si buscamos ese efecto en particular. Foto © canon.co.uk

Usos de un ojo de pez.

Ya hemos visto los efectos del ojo de pez.

Ahora podemos ver qué usos podemos darle para dar rienda suelta a nuestra creatividad.

Para fotografías de interiores es muy buena idea usarlo, pues nos entra todo en el encuadre y creamos sensación de amplitud.

Y este efecto de amplitud lo podemos aprovechar, aunque parezca increíble, para fotos de arquitectura, poder sacar la ciudad con todo su esplendor buscando ese efecto único de estos objetivos.

Cuando un angular se nos “queda corto” y queremos abarcar más ángulo para lograr paisajes impresionantes, ahí es donde entra en acción el ojo de pez.

Y por supuesto, deformar las caras buscando efectos divertidos puede ser una buena idea para usar nuestro ojo de pez en retratos creativos.

ojo de pez camara

Efecto característico del ojo de pez en la arquitectura de una ciudad. Foto @ Matt Robinson

Modelos conocidos de ojos de pez.

A continuación una lista de los modelos y marcas de objetivos ojo de pez:

  • Canon EF 8-15mm F4 L.
  • Canon EF 15mm F2.8 fisheye.
  • Nikon 8-15mm F3.5-4.5.
  • Nikon AF DX 10,5mm.
  • Nikon AF 16mm F2.8 D.
ojo de pez fotografos

Retrato creativo usando un ojo de pez. Foto © Gable Denims

  • Olympus M.Zuiko Pro 8mm F1.8.
  • Olympus 9mm F8 body cap fisheye.
  • Panasonic Lumix G 8mm F3.5.
  • Pentax 10-17mm F3.5-4.5.
  • Samyang versiones 7,5m y 8mm F3.5.
  • Samyang versiones 8mm  y 12mm F2.8.
  • Sigma 15mm F2.8 fisheye.
  • Sigma 8mm F3.5 circular fisheye.
ojo de pez fotografia

Tu habitación parecerá más amplia y espaciosa con un ojo de pez. Foto © Jan Shim

  • Sony 16mm F2.8 fisheye.
  • Tokina AT-X 10-17mm F3.5-4.5.
  • Opteka 6,5 mm F3.5 HD.
  • Walimex 8mm Pro Fish-eye II.

Conclusiones.

Como hemos visto, un ojo de pez puede ofrecernos perspectivas únicas y dar mucho de sí, desde conseguir sacar en el encuadre todos los elementos que deseamos, hasta dotar de originalidad o incluso tono humorístico a nuestras fotografías.

Al ser un objetivo de focal con un uso muy exclusivo, debido a su gran ángulo de visión, os aconsejamos alquilar alguno antes de comprarlo, para que comprobéis por vosotros mismos sus efectos en vuestras fotos.

También para crear fotos cargadas de originalidad y creatividad, es buena idea el uso de un ojo de pez.

 

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

 

¿Qué te han parecido este tipo de objetivos ojo de pez?

¿Tienes alguno o lo has probado alguna vez?

Cuéntanos…