Hoy vamos a conocer un poco más sobre qué significa ISO en fotografía.

En DR Escuela ya os hemos aconsejado en más de una ocasión que uséis el modo Manual de vuestra cámara, para mejorar la calidad de vuestras fotografías y expresar toda vuestra creatividad.

Y todo esto actuando sobre dos parámetros esenciales de la exposición en fotografía: la abertura de diafragma y la velocidad de obturación.

Pero todavía nos queda un tercer parámetro que también merece nuestra atención: la sensibilidad ISO.

La sensibilidad ISO nos va a servir para ayudarnos a equilibrar la cantidad de luz de nuestras fotografías.

Así podremos conseguir la exposición correcta, incluso en escenarios con luz escasa. Sin embargo, no es aconsejable abusar de la sensibilidad ISO.

 

iso camara

Para qué sirve la ISO.

La sensibilidad ISO es un parámetro que nos permite regular con el sensor la cantidad de luz que va a recoger.

Los sensores de las cámaras tienen una sensibilidad nativa, que suele coincidir con el valor ISO más bajo que podemos seleccionar con los controles de la cámara (normalmente ISO 100 ó ISO 200).

Pero podemos subirla amplificando la señal que reciben los fotodiodos (diminutas celdillas del sensor) para que sean capaces de captar más cantidad de luz en el mismo lapso de tiempo.

iso en fotografiaEjemplo de fotodiodos del sensor.

Cuando tomamos una fotografía no debemos seleccionar la sensibilidad por separado, pues va de la mano junto a la apertura del diafragma y de la velocidad.

Estos tres parámetros influyen sobre la exposición, pero su efecto creativo final es diferente.

La apertura del diafragma controla la profundidad de campo; la velocidad controla el movimiento, difuminándolo o congelándolo; y la ISO completa la exposición al poder equilibrarla cuando el uso de las dos primeras no alcanza para lograr una exposición correcta.

El rango de sensibilidades en nuestras cámaras oscilan entre los 100 y los 25600, y en algunos modelos, mucho más.

Pero hay que tener en cuenta que si abusamos de la ISO nos va a generar ruido en la imagen y pérdida de definición.

iso 800

Ejemplo de configuración de la ISO en el menú de cámara

Efectos de la sensibilidad ISO.

Cuanto mayor sea la ISO que seleccionemos en nuestra cámara, más luz recogerá el sensor.

De esta forma podremos obtener fotografías incluso en escenas con muy poca luz y sin usar el flash.

Pero según vamos aumentando el valor de la ISO, aumentamos también el ruido en nuestras fotos.

El ruido aparece bajo la forma de unas manchas pequeñas de colores que pueden acabar deteriorando nuestras fotografías si subimos mucho la ISO.

fotografia iso

Algunas cámaras nos permiten elevar bastante el valor de la ISO y mantienen el ruido más o menos controlado, pero en otras el ruido aparece ya en valores bajos de ISO. Esto depende del sensor y del procesado que hace la cámara con la imagen.

Procura no abusar de la ISO elevada.

En esta ocasión te pongo un ejemplo para evitar abusar de la ISO, o peor aún, abusar de los sensores con alto rango dinámico.

Imagina que tienes una cámara de alta calidad y además le añades una focal fija muy luminosa y nítida capaz de darnos unos resultados asombrosos en cuanto a calidad de imagen.

Bien, pues debemos tener encuenta que la fotografía más limpia es aquella que tiene el ISO con el valor más bajo recomendado por el fabricante, que suele ser ISO 100 normalmente.

Ahora fijémonos en la siguiente imagen realizada a ISO 100:

iso fotografia

En este caso los colores y la definición se ven nítidos y limpios.

¿Por qué insisto en este tema? Pues porque si tenemos ese objetivo y cámaras maravillosos, no hay nada mejor que aprovecharlos al máximo, procurando una buena iluminación en la escena en lugar de subir la ISO una barbaridad, aunque desde la marca nos digan que tiene un buen rango de ISO y todo lo demás.

Y es que si en esa escena sacamos los ojos nítidos de la o el modelo, bien iluminados y bien de color, a ISO 100, habremos logrado sacar el máximo partido a nuestro objetivo y nuestra cámara.

Sin embargo, si subimos mucho la ISO, o bien levantamos mucho las sombras en edición ante una escasa luz de la escena, pensando que el rango dinámico de nuestra cámara nos va a salvar el pellejo, nos encontramos que en este retrato se habrá generado mucho ruido y además tenemos una pérdida de definición, ¿y para eso un objetivo caro y luminoso?

Ojo, no estoy diciendo que podamos aprovecharnos de las bondades del sensor o de la ISO, pues por ejemplo en una foto de paisajes sí nos puede ser útil, y no en la escena que acabsmo de ver como ejemplo, donde queremos la máxima calidad de imagen.

Y si vimos una imagen a ISO 100, veámosla ahora pero a ISO 25600:

que es el iso de una camara

En este caso, el ruido y la pérdida de definición se notan más que en el caso de usar ISO 100.

Consejos para el uso de la ISO.

Si puedes, utiliza siempre el valor ISO más bajo que te permita una exposición correcta para poder reducir el ruido.

En fotografía de acción o deportiva necesitaremos velocidades de obturación muy rápidas, con lo que subir un poco la ISO nos vendrá muy bien para conseguir esas velocidades con una buena exposición.

También podemos subir la ISO si queremos conservar mucha profundidad de campo en nuestra foto, y por ello el diafragma al estar más cerrado, lo podemos compensar con la ISO para lograr una exposición equilibrada.

Si vas a realizar fotografía urbana o de reportaje que requiera ser rápido y no poder elegir los tres valores de la exposición, podemos usar el modo ISO Auto, donde la cámara compensará la exposición variando la ISO según la luz de la escena.

Con la sensibilidad ISO también podemos controlar la potencia o número guía del flash, aumentando la distancia de nuestra fuente de luz o su intensidad. Por ejemplo, si seleccionamos ISO 400 en lugar de 100, estamos duplicando la potencia de nuestro flash.

Si vamos por una zona digna de fotografiar y resulta que ya es de noche y no llevamos trípode, subir la ISO nos permitirá volver a casa con esa foto soñada.

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

¿Qué te han parecido estos consejos?

¿Utilizas mucho la sensibilidad ISO en tus fotografías?

Cuéntanos…