Hay un factor que tenemos que tener claro cuando queremos realizar grandes fotografías y es saber cómo utilizar el histograma para mejorar tus fotos, teniendo claro cómo se comporta y qué información nos facilita, tenemos todo a nuestro favor a la hora de comenzar a realizar grandes fotos

Vamos a estudiar el histograma de forma sencilla, pero muy completa, para que al final del artículo entiendas a la perfección cómo se comporta.

Ya verás, te convertirás en un experto en interpretar el histograma. 🙂

Y aquí no importa si tienes Canon, Nikon, Fuji, Olympus

Histograma perfecto fotografia

En este caso vamos a abrir nuestra imagen en nuestro programa de edición (aquí puedes elegir el que mas te interese, en mi caso he abierto la imagen con Camera Raw

¿Que es el histograma?

El histograma, si hablamos de fotografía, es una representación gráfica sobre la información de nuestra fotografía, expresado mediante un diagrama de barras que representa el tránsito de tonos de forma progresiva: desde el negro (a la izquierda) hasta el blanco (a la derecha).

Tambien representa la cantidad de pixeles que tiene la imagen por tono del eje horizontal.

(Y esto es importante, olvídate de buscar el histograma perfecto en fotografía porque no existe, tan solo nos sirve para representar la información de nuestra captura y evitar perdida de información)

histograma fotografia perfecto

¿Cómo se comporta el histograma?

La parte coloreada se refiere a la cantidad de información de los canales, mientras que la parte blanca se refiere a la información en común de dichos canales.

En el histograma podemos ver como la información recorre prácticamente toda la gráfica.

Tiene una pequeña forma de “montaña”, con mucha información en la zona central (zona de grises), lo puedes ver en el medio (flecha de color naranja).

histograma fotografia perfecto

En la zona de la derecha podemos ver algo de información, si te fijas puedes ver como se corta prácticamente toda la info, solo queda una pequeña cantidad (flecha en color azul).

Domina el histograma en Fotografía

A la izquierda del histograma (flecha en color verde) podemos ver cómo hay información y justo al llegar al final se corta, eso quiere decir que perdemos un poco de información en los negros.

Tenemos un “chivato” que nos avisa cuando hemos perdido información tanto en negros como en blancos

histograma rgb

Chivatos en las esquinas superiores, tanto en Camera Raw como en Lightroom

Cuando la imagen pierda información por la izquierda (negros) nos resaltará la pestaña que hemos señalado con la flecha amarilla (el icono se iluminará de color azul).

Sin embargo si hemos perdido información por la derecha, nos resaltará la pestaña que hemos indicado con la flecha azul (el icono se iluminará en rojo).

Después de toda esta sobredosis de letras, ha llegado el momento de ver unos ejemplos.

Imagina por un momento que la imagen que has visto anteriormente hubiese menos luz de la que pensábamos y hubiésemos dejado los mismos parámetros (Velocidad de obturación, Apertura de Diafragma e Iso) en la cámara a la hora de hacer la foto.

Evidentemente aparecería más oscura.

Ejemplo práctico sobre el histograma.

Imagen subexpuesta.

En la siguiente imagen,

¿Puedes ver como la mayor parte de la información del histograma está en la izquierda?

dzoom histograma

Imagino que te habrás dado cuenta que el “chivato” se enciende (pestaña en la zona del histograma de color azul).

Si pulsamos sobre él, toda la información que estemos perdiendo a la izquierda por la zona de negros, se iluminará en nuestra imagen con el color azul.

 histograma equilibrado

No es mucho lo que perdemos pero como puedes ver, comienza a iluminarse en azul aquellas zonas en las que perdemos información (en este caso la zona iluminada se ha convertido en negro puro).

Imagen sobreexpuesta.

Ahora vamos a ponernos en otro caso.

¿Y si por el contrario hubiese bastante más luz de la que nosotros pensábamos? (y hubiésemos dejado los mismos parámetros en la cámara a la hora de hacer la foto).

histograma de color

Evidentemente la foto nos habría quedado quemada de forma “fina” podríamos decir que esta sobreexpuesta.

¿Puedes ver como la mayor parte de la información se encuentra en la zona de claros, a la derecha del histograma?

Imagino que ya te has dado cuenta que el “chivato” de la derecha está encendido, si pulsamos podremos ver que partes de la imagen se han quemado (la zona iluminada en rojo son zonas que carecen de info, en este caso blanco puro).

ejemplos de histogramas

Con estos ejemplos te habrás dado cuenta de la importancia de exponer de forma correcta, ya que toda información que perdamos durante la toma no podemos recuperarla durante el procesado.

Tienes que saber también que nuestras cámaras en función del modelo tienen un pequeño margen de información perdida que podemos recuperar.

Esto está bien pero te recomiendo que lo hagas de forma correcta para que la exposición de tus fotos sea algo que solo dependa de ti.

Más ejemplos sobre el histograma.

Te dejo algunos ejemplos de fotos y su respectivo histograma.

histograma rgb matlab

histograma de una imagen digital

el histograma en fotografia

imagen de poligono de frecuencia

 

¿Cómo interpretar el histograma?

Bien, y después de ver muchos ejemplos, entenderemos mejor cómo interpretar el histograma para mejorar nuestras fotos y usarlo para lograr la exposición deseada, pues vamos a ver que no hay un histograma perfecto o mejor que otro, sino que depende de la escena o tipo de foto que vamos a realizar.

¿Me acompañas? Vamos a ello…

El histograma tiene dos ejes: el horizontal y el vertical.

El eje horizontal nos va a señalar los tonos de la imagen y el vertical nos va a señalar el número de píxeles que hay en cada zona o cada tono (bien sea sombras, tonos medios y altas luces).

Y como hemos visto antes, si ahora dividimos el histograma en cinco partes nos dan cinco zonas que vemos a continuación, para cada tipo de tonos.

histograma tipos

Situación de los tonos dentro del histograma.

Como ves, ahora ya sabemos dónde se sitúa cada tono dentro de nuestro histograma, lo que nos será muy útil para interpretar nuestras fotografías.

Imagina que deseamos sacar una foto donde haya zona de penumbra, o clave baja, y sólo haya un poco de luz, pues cuando miremos nuestro histograma en la cámara, comprobaremos que la “montañita” está casi toda concentrada en la zona de sombras y negros, por ejemplo.

O si queremos sacar una foto del vestido de novia con todo lujo de detalles y que se vea blanco y bien iluminado, nos fijaremos en el histograma de nuestra cámara y comprobaremos que la “montañita” se encuentra concentrada en la zona de altas luces y blancos.

¿A qué es sencillo? Seguro que ya te estás haciendo un experto en leer el histograma. Y te encantará para tus futuras fotos.

De todos modos, veremos también los tipos de histograma para los distintos tipos de fotografías que queramos rezlizar.

Tipos de histograma.

Si vemos la siguiente gráfica sencilla, veremos un histograma típico.

tipos de histograma

Bien, a simple vista es el histograma ideal, si leemos en muchos foros o comentarios, nos dirán que es el histograma que debemos conseguir para lograr una exposición correcta de nuestra foto.

Pues, como vemos, tiene zonas bien repartidas con muchos tonos medios, parte de sombras y parte de altas luces. Está bien compensado.

Hasta ahí perfecto, estamos de acuerdo. Pero ahora pensemos un poco. ¿Todas mis fotografías tienen que tener un histograma igual que el de la anterior gráfica? Y la respuesta es un rotundo NO.

¿Por qué?

Pues porque cada fotografía necesita un tipo de iluminación distinta y concreta para cada estilo y por qué no, para darle nuestro toque personal, pues si ya nos conoces, sabrás que en la Escuela nos gusta enseñaros que la fotografía es un medio para que expreséis toda la creatividad que lleváis dentro, y que cada foto que realicéis, llevará vuestro estilo e interpretación personal, y esto se verá reflejado en la iluminación que le déis, afectando al histograma.

Entonces, resumiendo que a veces hablo mucho, jejeje, No tengas miedo si ves tu histograma desplazado a la izquierda, o bien a la derecha, o si tienes más picos elevados en un sitio que en otro, pues eso va a depender del tipo de fotografía que has realizado. Mientras esté bien expuesta donde tú quieres, todo perfecto 🙂

A estas alturas, seguro que ya sabes que no va a ser igual el histograma de una foto nocturna, que el de un edificio de paredes blancas a las 12 del mediodía. Estoy convencido de que ya te habrás imaginado los dos histogramas de estos dos escenarios que te he comentado.

tipos de histogramas

En la anterior gráfica has visto los tipos de histograma que existen. Vamos a analizarlos en detalle.

El primero de ellos es el histograma de una foto subexpuesta y muy oscura, sin apenas detalles. Lo vemos a continuación en la sigueinte imagen ampliada.

En esta caso, salvo que queramos una fotografía en clave baja con mucho espacio vacío en negro, debemos subir un poco la exposición en nuestra toma para mejorarla.

histograma 1

El segundo, podría ser el histograma típico de una foto hecha dentro de una catedral, donde tenemos poca luz ambiente, pero es que así es cómo tiene que salirnos la foto, sino quemaríamos las zonas de las lámparas, velas, candelabros, etc.

O también una foto al atardecer, donde el rico color del cielo anaranjado destacará en la foto, con tonos medios oscuros y bastantes tonos en zonas de sombra, con lo que en este caso, el histograma es correcto aunque esté desplazado ala izquierda.

Lo he llamado foto expuesta a la izquierda, porque es una interpretación que nosotros “hemos decidido” dar a la fotografía, como ocurre en los ejemplos anteriores: interior de una catedral, o un atardecer o también un contraluz donde se ven las siluetas de las personas.

histograma 2

El tercero sería la exposición normal, o el histograma típico, donde los tonos están bien repartidos por toda la gráfica.

Es el tipo de fotografía más común, pues son los de ejemplos de fotos hechas en lugares con una buena luz del día. En ellas vemos los colores con claridad, bien iluminados, con detalle y sin zonas muy oscuras ni tampoco quemadas.

Es el ejemplo de fotografía bien expuesta, en condiciones de iluminación normales o comunes.

histograma 3

El cuarto sería el ejemplo de fotografía expuesta a la derecha.

Aquí vemos muchos tonos medios y de altas luces, es decir, tiene mucho detalle y muy buena luz.

Es un histograma que suele gustar mucho a los fotógrafos experimentados, tanto, que muchos conocen esta técnica como “derechear el histograma“.

¿Y por qué? Te estarás preguntando.

Bien, es porque en fotografía digital, el sensor de nuestras cámaras captan muchísima más información en las zonas de altas luces y de las zonas de la mitad derecha del histograma, pudiendo luego en edición jugar muy bien con los tonos, colores y exposición, sin perder nada de calidad ni generar ruido en la imagen.

Como una fotografía digital son bits de información, el negro puro y sombras muy oscuras son bits con números muy bajos: 2, 4, 8, 16,… y las zonas de altas luces o blancos son bits con números en decenas de miles, para que te hagas una idea de todo lo que tu cámara puede captar.

Tendríamos un RAW muy rico en información 🙂

histograma 4

Y el quinto y último ejemplo sería el de una foto sobreexpuesta.

Aquí vemos cómo la “montañita” se ha “estampado” en la pared derecha del histograma. tenemos zonas quemadas en la fotografía, es decir, zonas irrecuperables en edición.

Salvo que queramos una foto en clave alta extrema, debemos bajar un poco la exposiciónen la toma, para recuperar esas zonas quemadas.

Como consejo: hay que evitar obtener histogramas como los del ejemplo primero y de este quinto ejemplo, no pasa nada si nos ha salido en la toma, repetimos compensando la exposición hasta dar con la exposición deseada y su correspondiente histograma.

histograma 5

Usos del histograma para nuestras fotos.

Como ya hemos visto antes los tipos de histograma que existen, ahora vamos a verlos con fotografías de ejemplo para cada tipo, pues una imagen vale más que mil palabras.

Vas a ver por ti mismo la gran importancia que tiene el histograma en nuestras fotos y cómo podemos usarlo a nuestro favor para lograr la exposición y la fotografía que queramos. ¡Es como magia!

Vamos a por el primer ejemplo, el de fotografía subexpuesta. Si queremos hacer una foto en clave baja como en el siguiente retrato, nos saldrá un histograma similar al que vimos como el primer ejemplo.

¡Y no pasa nada por ello! Es nuestra interpretación y hemos decidido nosotros realizar esa fotografía, luego es correcta.

clave baja

Foto © Sean McCormack, Digital Photography School.

En el segundo ejemplo de histograma, si tenemos por ejemplo una fotografía al atardecer, para conservar los colores cálidos y rojizos del cielo, en tonos oscuros tal cual lo vemos al tomar la foto, nos saldrá como en el segundo tipo de histograma que hemos visto.

Sí, en la interpretación vemos que está expuesto a la izquierda, pero es lo que queríamos conseguir en la foto, esos tonos del cielo o ese contraluz deseado. O también podría tratarse del interior de una catedral, iglesia, edificio, etc.

subexposición histograma

En el tercer ejemplo ya vimos que obtenemos el histograma típico, con muchos tonos repartidos por toda la gráfica.

Esto sucede en muchos casos, siempre y cuando haya condiciones de luz favorables, como a plena luz del día, luz natural suficiente, etc.

Muchos ejemplos como este se pueden ver en fotografías de viajes, vacaciones y demás, siempre que haya luz diurna.

histograma tipico

Foto © http://www.hdtimelapse.net

 

En el cuarto ejemplo, vimos que la foto está expuesta a la derecha, también llamada técnica del derecheo o derechear el histograma.

Es muy buena idea exponer de esta manera, sobre todo en paisajes, pues así las zonas de sombras oscuras tendrán más detalle, y podremos jugar a la vez con tonos muy ricos en información a la hora de editar.

Por supuesto, hacerlo con cuidado para no quemar algunas zonas de altas luces.

Al conseguir más información en la zona de luces, podemos tener también sombras suaves muy agradables, mucho detalle en las altas luces y una novia radiante y bien iluminada como en el siguiente ejemplo, gracias al derecheo del histograma en la toma.

derecheo del histograma

Foto © http://www.veri.com.au/

Y en el quinto ejemplo, tenemos como vimos, el histograma prácticamente con toda la “montañita” pegada a la derecha.

Esto nos indica que nuestra foto tiene zonas quemadas y de blancos puros, muchos de los cuales no se pueden recuperar en edición.

Es lo que llamamos una foto sobreexpuesta.

Pero, hay ocasiones en las que hasta incluso este tipo de histograma será el que buscamos para realizar, por ejemplo, una fotografía en clave alta, como la de la siguiente imagen.

clave alta histograma

Foto © Val “Black Russian” Tourchin

Conclusión.

Como ya has visto, el histograma es una herramienta increíblemente útil para nustras fotos.

Si sabemos interpretarlo y usarlo a nuestro favor, nuestras fotografías darán un salto de calidad bestial en cuanto a exposición se refiere.

Te animo a que pruebes con tu cámara y examines en la pantalla LCD el histograma de tus fotos, así sabrás por qué camino vas para lograr la exposición deseada, que siempre es mucho mejor que la “correcta” que nos dicen en manuales. Recuerda que tú eres quién realiza la foto 🙂

¡Que disfrutes de la fotografía!

Y ahora un poco de formación fotográfica gratuita:

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis