Desde los albores de la humanidad, la luna ha sido objeto de las más grandes leyendas, historias y fascinaciones del ser humano.

Y hoy en día es uno de los motivos más codiciados por los fotógrafos, sobre todo cuando comienzan en el mundo de la fotografía nocturna.

Lo que ocurre es que cuando disparamos el resultado no es más que un lejano y difuso círculo borroso blanco.

En el artículo de hoy te enseñaremos todo lo que necesitas saber para fotografiar la luna con todo su esplendor.

Bueno, y después de ponerme en plan poético, sigamos…

Para iniciarte en fotografía nocturna es recomendable que conozcas bien los parámetros básicos de tu cámara, además de técnicas como el Enfoque al Infinito.

Y también es bueno aprender sobre la técnica de la Distancia Hiperfocal para enfocar al máximo nuestras escenas de paisajes o nocturnas.

fotografiar la luna

 

Introducción.

Las tomas en las que aparece la luna son uno de los tipos de fotografía nocturna que pueden parecer más fáciles, ya que no necesitamos un gran equipo.

Eso sí, es bueno que nuestro objetivo sea de al menos un mínimo de 100 a 200mm, siendo recomendables focales superiores.

Aunque siempre podemos recortar en edición si disponemos de una cámara con la suficiente resolución.

Las fases lunares.

Como diría David Rieri, ¡planifica!

Entonces, para empezar, te aconsejamos preparar bien tu salida nocturna antes de meter todo el material en la mochila.

No es lo mismo realizar la fotografía desde la ventana o balcón de tu casa, que irnos al campo en plena naturaleza porque quieres hacer una fotografía impresionante de un lugar abandonado, por ejemplo, con la luna dentro del encuadre en tu composición.

Para ello, lo mejor es que te asegures de que la luna está en la fase que quieres, gracias a aplicaciones como Photopills o The Photographer’s Ephemeris.

fotografiar la luna canonistas

Tipo de medición.

Para fotografiar la luna aconsejamos la medición puntual como mejor opción.

Piensa que la luna es un punto blanco rodeada de la oscuridad del cielo.

Si eliges otro tipo de medición, la cámara intentará sacar detalles en el cielo, aclarando la escena con la luna hasta llegar a sobreexponerla o incluso quemarla.

Pero al utilizar la medición puntual, mediremos con precisión sólo sobre la fuente de luz de la luna, ajustando nuestra cámara para conseguir detalles de la superficie lunar.

Aquí puedes ver los principales tipos de medición que tiene tu cámara, entre ellos la medición puntual, una de las más precisas para trabajar la exposición de nuestras fotografías.

enfocar la luna

Y si quieres conocer más sobre la medición y el enfoque de tu cámara, puedes echar un vistazo a nuestro artículo Diferencia entre medición y enfoque en fotografía.

Dispara en RAW.

Lo aconsejamos siempre en la Escuela. Si disparas en RAW, te permitirá corregir posibles fallos de iluminación y conseguir mayor definición y nitidez en la edición.

Incluso podemos elegir la temperatura de color que más nos guste.

Hay que tener en cuenta que el archivo RAW contiene toda la información en bruto de la imagen que es capaz de captar el sensor de nuestra cámara, por lo que tenemos muchísima información digital con la que trabajar en la edición.

Esto nos va a permitir subir la exposición para sacar más detalles si el cielo es estrellado, por ejemplo. Y también reducir de forma precisa el ruido de nuestras fotos, que en nocturnas suele estar muy presente.

como fotografiar la lunaFoto © Ray Moloney

Utiliza el Histograma.

Mirando el histograma nos aseguramos de que no hay zonas de luces quemadas con información irrecuperable.

En el histograma, las luces altas se representan en la parte derecha del mismo.

Este gráfico nos va a servir de mucha ayuda, pues cada tipo de fotografía tiene un tipo de interpretación diferente y además, dependiendo de la escena, el histograma correcto va a variar en función de la luz que tengamos disponible.

Es obvio que el histograma de una fotografía nocturna como la de la luna tendrá un histograma muy diferente al de una fotografía a plena luz del sol.

Si quieres aprender más de este tema, echa un vistazo a nuestro post Cómo utilizar el Histograma para mejorar tus fotos.

fotografiar a la lunaEjemplo de histograma con luces quemadas y blancos irrecuperables.

Enfocar la luna.

El enfoque es muy importante en fotografía, podemos ajustar nuestro objetivo en enfoque manual (colocando el interruptor en la posición M ó MF) y elegir luego el enfoque al infinito.

Si quieres saber más sobre esta técnica, echa un vistazo a nuestra Guía para enfocar al infinito.

También podemos utilizar la pantalla LCD en el modo Live View y el zoom para ampliar y ver mejor la zona a enfocar.

O si tenemos una cámara mirrorless, algunas disponen del modo Focus Peaking, y por el visor o pantalla LCD vamos viendo cómo se colorea la zona que está enfocada. En nuestro caso, la luna.

Y más sencillo aún si lo deseas, probar con el enfoque automático, usando el punto de enfoque deseado sobre la luna.

fotografiar la luna llenaFoto © Lars Gerrits

Yo lo he probado y funciona muy bien.

Si ves que no lo consigues o que a la cámara le cuesta enfocar, entonces usa el enfoque manual como te hemos indicado antes.

Abertura de diafragma.

Lograremos mayor nitidez con nuestros objetivos usando su “punto dulce”, que en la mayoría de los objetivos suele estar entre F8 y F11.

Usando estos diafragmas lograremos calidad y nitidez.

Además de usar un diafragma cerrado como hemos comentado, como la distancia de la luna es muy grande, la profundidad de campo usando estos números F más la distancia a la que nos encontramos de la luna, hará que la enfoquemos con facilidad y logremos gran nitidez y detalle en la superficie lunar.

Y todo esto gracias a la abertura utilizada, entre otras cosas.

Si quieres aprender más sobre el diafragma y la velocidad, echa un vistazo a nuestro artículo Megaguía de la velocidad de obturación y la abertura de diafragma.

como fotografiar la luna llena

Sensibilidad ISO.

Usar el mínimo que podamos, que suele ser entre 100 y 200, dependiendo del modelo de cámara.

Con esto también lograremos más definición y poco ruido en nuestra fotografía de la luna.

En esta ocasión estamos de suerte, pues como la luna tiene bastante brillo, no necesitaremos subir la sensibilidad ISO en nuestras tomas, y lograremos mayor calidad de imagen que si fotografiáramos una circumpolar o la Vía Láctea, por ejemplo.

Además debes saber que es el valor, de los tres de la exposición fotográfica, que a ser posible nunca hay que tocar o dejar para el final si no nos queda más remedio, pues nos produce ruido en nuestras imágenes.

Si quieres saber más de este parámetro, echa un vistazo aquí: Todo lo que debes saber sobre la sensibilidad ISO.

iso en foto nocturna

Ejemplos de cómo afecta la ISO al ruido en la imagen. Foto © http://thenewcamera.com/

Velocidad de obturación.

El tercer valor de la exposición que nos queda.

Aquí recomendamos velocidades de entre 1/200 a 1/500, ajustándola como creamos conveniente según la escena o el cielo que tengamos esa noche.

Estas velocidades nos permitirán disparar a pulso, al contrario que las fotos de estrellas, donde usaremos velocidades lentas.

Aunque de todos modos, el uso de trípode nos ayudará a lograr más nitidez y evitar posibles trepidaciones, sobre todo al usar focales largas como 300 ó 400mm.

Es algo que siempre recomendamos, pues actualmente con las novedades tecnológicas, que si el estabilizador de 4 pasos en el objetivo, que si el excelente estabilizador de 5 ejes en el cuerpo,…

¿Tú te arriesgarías a realizar toda una sesión de fotos a la luna, con un tele largo, a pulso? Mejor el uso de un buen trípode y volver a casa con la tranquilidad de llevarte fotos nítidas  🙂

tripode foto nocturna

El uso de un trípode nos permite obtener fotos nítidas con velocidades de obturación muy lentas. Foto © https://contrastly.com/

Visualiza la foto en el LCD.

Después de hacer las fotos de la luna, te aconsejamos las mires a través del LCD de tu cámara, y uses el zoom al 100% para ver si te han quedado nítidas y se ven correctamente.

Es muy frustrante hacer fotografías y volver a casa y darte cuenta al pasarlas al ordenador que no están enfocadas y nos salen todas borrosas.

Además con el LCD de muchas cámaras podemos ver en directo la exposición (si la toma sale con mucha luz o con poca luz) e incluso seleccionar la rejilla de la ley de los tercios para componer y encuadrar nuestras tomas.

Como ves, esta pantallita tiene varias funciones que la convierten en nuestra aliada para encuadrar y revisar nuestras fotografías.

objetivo para fotografiar la luna

Elige el entorno.

Una de las mejores cosas que podemos hacer es elegir el lugar y momento adecuados.

“La ciudad no es para mí” era el título de una película, y también se puede aplicar a nuestra fotografía nocturna.

Esto es debido a que la luz y la contaminación del entorno urbano hacen que el cielo pierda su profundidad.

Y también tenemos que tener en cuenta el clima, ya que un cielo lleno de nubes podría estropearnos nuestra foto, salvo que queramos sacar la luna entre nubes, dándole un aspecto inquietante, como en las películas de terror.

Pero recuerda que una zona lejos de la gran ciudad y con el cielo despejado es el entorno ideal para obtener buenos resultados al fotografiar la luna.

tutorial para fotografiar la lunaAunque recuerda que podemos integrar la luna en nuestras composisiones de fotos nocturnas, como esta fotografía que realicé al Monasterio de San Lorenzo de El Escorial.

Composición con la luna.

Al principio suele ocurrir, con frecuencia, que si somos principiantes y tenemos nuestra cámara nueva, queramos sacar fotos de la luna y añadirla a nuestro portfolio de imágenes y presumir de ella.

Pero con el tiempo te vas dando cuenta de que una fotografía no es sacar algo bonito con tu flamante cámara, sino que se trata de buscar encuadres interesantes, integrar elementos para que nos cuenten una historia o bien emocionar con una imagen y lo que ésta expresa.

Por ello, querrás integrar la luna en tus encuadres como elemento para transmitir, reforzar un mensaje o añadir fuerza a un extraordinario paisaje nocturno.

¿Suena bonito, verdad? Pero ésta es la magia de la composición fotográfica.

Y si logras transmitir sensaciones al espectador, habrás conseguido una fotografía excepcional y no una de tantas miles y miles de fotos de la luna que pululan por Internet y las redes.

fotografiar la luna

Incluir la luna como elemento compositivo. Foto © AMP Studios

La luna nos ayuda a reforzar el mensaje o la composición en nuestros paisajes nocturnos, a crear una atmósfera distinta a la de un cielo plano y sin nada, y también carga de emotividad y evoca sentimientos en las personas que ven la luna dentro de una bonita escena.

También la luz que refleja la luna en el agua nos aportan fuerza visual y es además un medio para dar un salto de calidad en tus tomas fotográficas.

Consejos sobre qué hacer y qué no hacer al fotografiar la luna.

  • Usa un trípode.
  • No uses una velocidad de obturación lenta.
  • Usa un teleobjetivo o focal larga.
  • No uses filtros protectores UV.
  • Usa la regla Looney 11 para empezar con la exposición (F11, ISO 100, v 1/125). Es como la regla Sunny 16, pero para la luna.
  • No toques el disparador de la cámara, usa un cable para disparar a distancia y evitar la trepidación, sobre todo al usar teles muy largos.
  • Usa el bloque de espejo si tu cámara es réflex.
  • No uses el estabilizador de imagen, pues ya estamos usando un buen trípode.
foto de la luna

Componer con la luna nos dará fotos originales. Foto © https://digital-photography-school.com/

  • Estudia los ciclos y fases lunares para planificar tus fotos de la luna.
  • No pongas siempre la luna en el centro de tus fotografías.
  • Usa el modo Manual de tu cámara.
  • No saques la luna sólo de noche.
  • Usa el modo bracketing de tu cámara para asegurarte una buena exposición y elegir entre varias tomas a distintos valores.
  • No uses el balance de blancos en Auto, puedes variarlo y probar a sacar escenas azuladas o anaranjadas, según sea lo mejor para tu escena.
  • No dependas de tu fotómetro, pues en escenas de noche casi todo está muy oscuro y llevarlo al centro nos quemará la luna o las luces de la ciudad.
  • Usa el formato RAW.
fotos luna

No tengas miedo a ser creativo y combinar varias fotos usando la luna como elemento. Foto © https://digital-photography-school.com/

  • No tengas miedo a recortar tu imagen, pues en ocasiones veremos la luna muy pequeña o lejana, así podemos recortar y acercarla en edición.
  • Edita y añade nitidez en post-producción si fuera necesario.
  • No tengas miedo a ser creativo, puedes usar la luna para añadir a otras fotografías y composiciones.
  • Practica, practica y practica, así conseguirás aprender muchísimo en fotografía.

Edición.

Podemos en edición, tanto en Camera Raw como en Lightroom, ajustar unos parámetros básicos para mejorar nuestra foto, tales como:

  • Bajar las altas luces.
  • Bajar los negros.
  • Aumentar un poco la claridad hasta que la luna destque como nos gusta.

Y el resto ya va a gustos, dependiendo de la fotografía de cada uno, y vuestra edición personal, como el balance de blancos, recorte, composición, etc.

 

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

 

¿Qué te han parecido estos consejos para fotografiar la luna?

¿Has probado a fotografiarla alguna vez?

Cuéntanos…

 

Foto de Portada © Dieter Weck.