La fotografía de paisajes es algo que nos llama la atención cuando nos compramos una cámara por primera vez.

Es inevitable, y aunque luego no nos vayamos a dedicar a ello plenamente, nos gusta captar la belleza de los lugares que nos sobrecogen.

Por eso hoy te traigo una serie de consejos y conceptos para que logres una fotografía de paisajes que maraville y no sea la típica foto de los turistas.

Abróchate los cinturones y preparémonos para el viaje hacia la fotografía de paisajes 🙂

fotografia de paisajes

 

Usa la mayor profundidad de campo en tu fotografía de paisajes.

Uno de los mayores puntos a tener en cuenta en la fotografía paisajística es utilizar, normalmente, la mayor profundidad de campo posible.

Así mantenemos nitidez prácticamente en toda la escena que estemos fotografiando.

Y te recomendamos para conseguir una gran profundidad de campo, dos factores muy importantes.

Uno de ellos es cerrar el diafragma del objetivo de tu cámara, usando por ejemplo diafragmas de F11 a F16.

Otro utilizar focales angulares, como un 14mm, 20,, 24mm, etc., pues los angulares tienen mayor profundidad de campo que los teleobjetivos.

Y también es una buena idea dominar el concepto de distancia hiperfocal.

Si quieres conocer más sobre ello, echa un vistazo a nuestro artículo sobre la distancia hiperfocal.

fotografia de paisajes naturales

Foto © Bob70

Busca un centro de interés en tu fotografía de paisajes.

Este es un tema en el que suelo insistir, pues para lograr darle más fuerza visual a nuestras fotografías de paisajes, es bueno incluir un elemento en primer plano, un motivo principal que nos cuente una historia o un centro de interés que destaque y de ahí nos guíe la mirada.

Identifica uno dentro de tu paisaje.

Pueden ser el pico de una montaña, una roca, un árbol, una silueta, una figura humana, un banco solitario, o cualquier cosa que te llame la atención y destaque.

Y por supuesto, sitúalo bien dentro del encuadre, para ello puedes ayudarte de la ley de los tercios.

Si quieres saber más sobre esta ley y otras normas de composición, echa un vistazo a nuestro artículo sobre Composición Fotográfica.

fotografia de paisajes tecnica

Una roca en primer término nos aporta profundidad y nos guía la mirada hacia el resto del paisaje. Foto © Colby Brown

Utiliza un trípode.

Uno de los accesorios imprescindibles para la fotografías de paisajes es un buen trípode.

Al usar diafragmas cerrados como hemos visto, es muy probable que tengamos que recurrir al uso de velocidades de obturación bajas o muy bajas.

Para estas velocidades tan lentas, coger la cámara a pulso hará que nuestras fotos salgan movidas o trepidadas.

Pero si utilizas un trípode para estabilizar la cámara, lograrás nitidez en tus paisajes con facilidad.

Como consejo, elige un trípode robusto que aguante bien el peso de tu cámara y el objetivo, y no se mueva si hace viento moderado.

Si quieres conocer un buen trípode para viajes, que sea robusto y ligero, echa un vistazo a nuestro artículo Composición Fotográfica

fotografia de paisajes conceptos y consejos

Un buen trípode será nuestro aliado para los paisajes. Foto @ LifePixel

Cuida del fondo en tu fotografía de paisajes.

Al contrario de lo que podamos pensar, en paisajes el fondo importa y mucho.

Estará casi todo o todo nítido y formará parte de la composición de nuestra escena al completo.

Por tanto, tendremos que analizarlo antes de la toma tranquilamente, viendo que no haya nada que distraiga o estorbe una vez hayamos situado los puntos de interés.

En ocasiones muchas ramas de árboles u hojarasca pueden hacer que haya un batiburrillo de elementos que distraen y nos sobran dentro del encuadre.

Por tanto, elimina lo que no sume en tus encuadres y lograrás fondos que te aporten mucho en tu fotografía de paisajes.

Cuidando el fondo para que no distraiga, nos centramos en lo principal. Foto © Stone36

Ubicación del cielo en tu fotografía de paisajes.

El cielo es otro de los puntos que tenemos que tener en cuenta a la hora de realizar nuestra foto.

El cielo nos sirve de guía para situarlo en nuestro encuadre, pues su posición y dónde lo ubiquemos nos va a dar la línea del horizonte.

Y esto va a influir en nuestra composición.

¿Cómo saber dónde colocarlo?

Sencillo, mira cuál es el elemento predominante en tu fotografía, cuál te llama la atención o es más impresionante o dramático.

O bien es el cielo, o bien es la tierra (o el mar si es un paisaje marino).

Si vemos que el cielo no aporta demasiado a la foto, deja sólo un tercio del encuadre para el cielo.

Si ves que el cielo es espectacular y muy llamativo, deja dos tercios del encuadre para él. Y luego en edición lo potencias y ahí lo tienes 🙂

Si el suelo es lo que llama la atención, ocupará mucho más espacio en el encuadre. Foto © Sean Bagshaw

La composición en tus paisajes.

Aquí puedes jugar con elementos geométricos para tus composiciones de paisajes.

Para empezar, te recomendamos usar las líneas como recurso compositivo, bien rectas o bien diagonales, como líneas de fuga, así permitimos al espectador guiar su mirada por la foto, marcando el recorrido a través de ella.

También puedes usar curvas o elementos en zigzag para lograr encuadres originales en tus fotos.

Lo importante, observar, jugar y divertirse. Tus fotografías lo agradecerán 🙂

Puedes jugar con las líneas y formas en los paisajes. Foto © Roksana Bashyrova

Capturar el movimiento en tus paisajes.

Sí, ya sé que un paisaje nos transmite calma, paz, belleza.

Todo eso está muy bien, pero también podemos experimentar con nuestras fotos usando la velocidad de obturación, y bajándola un poco más de la cuenta.

Con ello lograremos conseguir un efecto que nos dé la sensación de movimiento dentro de la fotografía.

¿Ejemplos? El viento que mueve las hojas de los árboles o que mece las flores en el campo, las olas en el mar como una balsa de neblina de agua en calma, la corriente de un río convertida en aguas con efecto seda, etc.

Si quieres aprender cómo conseguir este efecto, echa un vistazo a nuestro artículo Cómo conseguir el efecto seda.

fotografia de paisajes objetivos

Con velocidad lenta puedes capturar el movimiento en tus paisajes. Foto © Matt Donovan

El clima de tus paisajes.

Una escena de un bello paisaje puede variar drásticamente en función del tiempo que haya en ese momento.

Si no, que se lo pregunten a los pintores paisajistas cuando pintaban una escena en Escocia, donde cada media hora les cambia el cielo, las nubes, les llueve o de pronto les hace un sol espléndido 🙂

Cuando se comienza en el mundo de la fotografía, solemos pensar que el buen tiempo y los días soleados son el mejor momento para tomar fotografías.

Pero más tarde te darás cuenta de la infinidad de posibilidades que te ofrecen los días nublados, lluviosos, nevados o incluso fotos con niebla.

Los días de sol, sobre todo a mediodía, tienen una luz dura, con sombras muy pronunciadas y fuertes contrastes entre las luces y las sombras.

Sin embargo, si buscas días nublados te brindarán una luz más suave, además de unas nubes espectaculares.

Al mal tiempo, buenas fotos  😉

La niebla le aporta una bella atmósfera al paisaje. Foto © Marco Gaiotti

La hora para capturar tus paisajes.

Como ya vimos que en las horas centrales del día, la luz es muy dura cuando está soleado, es bueno pensar en otros momentos del día.

Y aquí es donde entran el amanecer y el atardecer, que son los dos mejores momentos para hacer fotografías de paisajes.

La posición del sol hace que la luz llegue con otro ángulo distinto, donde las texturas se aprecian muy bien, las sombras se suavizan e incluso la temperatura de color varía mucho.

Además de esto, tanto en los amaneceres como en los atardeceres hay dos momentos especiales en donde fotografiar es una gozada.

Son las llamadas hora dorada y hora azul.

La hora dorada, justo con la puesta o salida del sol, con ese color anaranjado, rojizo o violáceo que nos crea unos tonos de película.

La hora azul, justo después de la puesta de sol, con cielos de azul intenso que son ideales para sacar paisajes urbanos y ciudades antes del anochecer. O bien justo antes de la salida del sol, con cielos ricos en tonos azulados ideales para paisajes de serenidad y en calma.

fotografia de paisajes canon eos

Al atardecer o amanecer, la luz es maravillosa. Foto © Beppeverge

El equipo necesario.

Como decimos en DR Escuela, aquí lo importante es que aproveches al máximo el equipo que tengas, con el que lograrás sin duda grandes resultados, independientemente de la marca que uses o del tiempo que tenga tu cámara.

Olvida todos esos cantos de sirena que te bombardean casi a diario de que para paisajes lo mejor es tener una cámara full frame, con un rango dinámico impresionante y un sensor de tropecientos megapixeles.

Si eso fuera cierto, todo el mundo iría con cámaras de medio formato 😉

Bromas aparte, no necesitas tanto para lograr excelentes resultados, además que todos sabemos lo costoso que sería hacernos con un equipo así.

Con una cámara réflex o una cámara sin espejo, una lente gran angular y un buen trípode, ya tenemos prácticamente todo lo necesario.

Y si luego queremos sacar detalles de algunas zonas del paisaje, pues usar también un teleobjetivo.

fotografia de paisajes equipo

No hace falta volverse loco con tanto equipo para paisajes. Foto © Andrew Burns

Conclusiones.

Llegados a este punto, recuerda que los paisajes son una disciplina muy agradecida dentro de la fotografía, pues nos aporta mucha belleza a nuestras tomas.

Para ello, lo primero que tienes que hacer es disfrutar.

Luego, mirar el entorno, no precipitarte. moverte hasta encontrar un punto donde todo encaje como a ti te gusta e incluso llegue a emocionarte por su belleza.

Y entonces es cuando ya puedes colocar tu trípode y la cámara, componer, enfocar y disparar 🙂

Después de todos los consejos de hoy, sólo espero que salgas a buscar la aventura de fotografiar paisajes y que disfrutes mucho en tus viajes y en tu búsqueda de esa fotografía soñada.

 

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

 

¿Qué te han parecido estos consejos sobre fotografía de paisajes?

¿Te gusta la fotografía de paisajes?

Cuéntanos…