Hoy te vamos a hablar de un archivo fotográfico muy importante, el formato RAW.

Cuando los aficionados dan sus primeros pasos en fotografía, suelen comprarse cámaras compactas o réflex básicas.

Y por defecto, siempre disparan en formato JPG, pues están acostumbrados a este tipo de archivo, ya lo conocen de antes, gracias a los móviles y cámaras compactas.

Sin embargo, los profesionales suelen tirar sus fotografías en formato RAW, pues es sinónimo de calidad en sus imágenes.

Y pese a la calidad, los aficionados o entusiastas lo ven como algo extraño, les da miedo probar en ese formato y tiran de la expresión: “Más vale lo malo conocido…”

En la Escuela, como siempre, te recomendamos disparar en formato RAW si deseas dar un salto cualitativo en la calidad de tus fotos.

formato raw

 

¿Qué es el formato RAW?

El archivo RAW, más que un formato, es el negativo digital que se extrae de los datos del sensor de la cámara, sin ningún tipo de proceso posterior.

Digamos que es un archivo “en bruto“, o lo que es lo mismo, un archivo sin procesar.

La cámara al tomar la foto guarda todos los datos en el archivo RAW, sin comprimir ni hacer ningún ajuste o proceso, y lo guarda directamente en la tarjeta de memoria.

Si lleva eso sí, una pequeña previsualización en JPG para poder verlo en la pantalla LCD de tu cámara o en el ordenador.

Y para poder abrirlo o procesarlo, necesitamos usar un software de edición de fotos, como el nativo de las marcas de cámaras o bien los conocidos, como Lightroom o Photoshop.

Y como cada marca de cámara tiene su propio archivo nativo de RAW, Adobe sacó un formato para hacerlo más accesible y estandarizado, el formato DNG.

Y tiene sentido, pues si vemos ejemplos: Canon usa su formato CR2, Nikon usa NEF, Olympus usa ORF, Sony usa ARW, Fuji usa RAF y Panasonic usa RW2.

disco duro formato raw

Foto RAW original a la izquierda; y foto RAW final revelada a la derecha

Diferencias entre RAW y JPG.

Ya hemos visto las ventajas del RAW, que contiene toda la información posible que es capaz de captar nuestra cámara, con el correspondiente salto de calidad.

Y el JPG es cómodo, es lo que más conocemos y se puede abrir desde cualquier dispositivo: ordenador, televisión, móvil, tablet, etc.

La ventaja del JPG es que pesa poco, no es necesario procesarlo o revelarlo, se puede compartir al instante vía Wifi, redes sociales y se puede imprimir en cualquier impresora o laboratorio fotográfico.

Y el RAW requiere algo más de paciencia, pero una vez interpretado y revelado, merece la pena, pues la imagen mejora una barbaridad desde la toma a la foto final.

que es el formato raw

Para muchos, revelar un RAW ya se ha convertido en algo tan importante como un buen encuadre o la exposición correcta en la toma.

Cuando disparamos en JPG, la cámara toma esos mismos datos del sensor y les aplica una serie de ajustes, parámetros y conversiones, para guardar la imagen final en la tarjeta de memoria.

Esos ajustes que aplica la cámara son, entre otros, la exposición, el color, el balance de blancos, la saturación, el contraste, etc.

Y esto es importante, esos ajustes del JPG se quedan ahí, y no podemos modificarlos como sí hacemos con el RAW, salvo que lo forcemos en los programas de revelado, pero lo que se consigue es erosionarlo cada vez que modificamos algo, con lo que se pierde definición en los píxeles, degradándolos.

¿Quieres un ejemplo más claro?

Si disparamos una foto en JPG y le decimos a la cámara que lo haga en blanco y negro, se nos quedará para siempre en blanco y negro, no podemos recuperar los datos y tenerla en color también.

Si embargo, si disparamos en RAW y le decimos que en blanco y negro, veremos un a vista previa en monocromo, pero luego en edición podemos decidir si la queremos seguir manteniendo en blanco y negro o queremos también ver la versión en color de la misma fotografía.

Ahora ya es decisión tuya si probar a disparar en RAW o continuar disparando en JPG, después de ver estas diferencias.

formato raw discoDiferencias entre JPEG y RAW, cortesía de Saurav Sihna

Desvenjatas del RAW.

Tiene algunas desventajas, pese a todo, claro.

La primera es que no es portable, no podemos verlo si ponemos la tarjeta de memoria en un reproductor multimedia, una televisión o incluso en ordenadores que no tengan un software de revelado instalado.

Pesa un poco más en tamaño. Si un JPG de una buena cámara, a la máxima calidad, oscila entre 8 y 15 Mb, el RAW en la misma cámara oscila entre 24 y 37 Mb, más del doble.

No es formato que nos sirva para trabajos que requieran una inmediatez muy grande. Por ejemplo, en algunos eventos deportivos quieren las imágenes al instante para publicar en prensa o en su web, con lo que el JPG es el formato directo a elegir, pues no tenemos tiempo para procesar un RAW por la inmediatez que nos exigen.

que es formato raw

Ventajas del RAW.

Aquí ya son muchas, como hemos visto en algunas anteriormente.

  • Calidad del archivo en bruto sin procesar.
  • Flexibilidad a la hora de editarlo y procesarlo a nuestro gusto.
  • Tenerlo como negativo digital para volver a interpretarlo desde cero en el futuro.
  • Exportarlo a varios formatos para seguir mejorando aún más la edición, como el formato TIFF o PSD.
  • Exprimir al máximo nuestras fotografías.
  • Mayor información tonal por cada píxel.

Conclusión.

Aunque nos parezca que editar fotos en RAW es un proceso lento y pesado, lo cierto es que con programas actuales como Adobe Lightroom se pueden editar las fotos por lotes y tener un flujo de trabajo muy rápido.

Y este proceso de edición merece mucho la pena, pues a parte de la calidad, se ha convertido ya en una parte fundamental en fotografía, junto a la exposición de la toma y junto a la iluminación.

Al editar, no sólo podemos seleccionar las fotos mejores y eliminar muchísimas, para editar sólo aquellas que tienen realmente calidad.

En JPG a veces nos juntamos con miles de fotos de un solo evento o viaje, y al final da pereza ver todas y destacar las excelentes de las mediocres.

Hay que pensar además que el problema del tamaño ya no tiene sentido, pues cada vez tenemos tarjetas de memoria más rápidas y de mayor capacidad.

 

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

 

¿Qué te ha parecido el formato RAW?

¿Disparas normalmente en RAW?

Cuéntanos…