Si crees que una importante función de la fotografía es dejar constancia de la verdad, tienes que conocer a Dorothea Lange, un ejemplo de superación que huyó de los estereotipos de una época que buscaba preservar el sueño americano por encima de todo, ocultando al público aquello que no interesaba.

Puedes saber más sobre grandes maestros en nuestros artículos, como por ejemplo Conoce a Annie Leibovitz y también Los 8 mejores fotógrafos en blanco y negro de la historia.

dorothea lange

Dorothea Lange

 

 

Biografía

Inicios

Nacida en 1895, a los 7 años padeció poliomielitis, y debido a los tratamientos de la época creció muy debilitada y con serias malformaciones en los pies. Consecuencias devastadoras para una niña pero que no la bloquearon en momento alguno.

Aunque su primer acercamiento a la fotografía fue por la corriente más purista, decidió seguir su propio camino y con 23 años abrió su estudio en San Francisco, donde residió el resto de su vida junto al que dos años después fue su marido: Maynar Dixon (pintor).

 

lang lang

Dorothea y Maynar

 

Hay que salir

Por norma general, los fotógrafos en aquella época no salían de su estudio, y era la gente la que acudía a sesiones o a retratarse; Los profesionales preferían tener controlado el entorno (luces y sombras, viento, fondo…) para poder hacer bien su trabajo. Pero con Norteamérica sumida en La Gran Depresión, Lange no lo veía así, sentía que debía retratar la vida real, lo que estaba padeciendo la gente, y salía a captar lo que encontraba en las calles: desempleados y gente sin hogar, pobreza y miseria.

 

lange

La Gran Depresión de los años 20/30. Dorothea Lange

 

Este tipo de fotografías llamaron pronto la atención y la llevaron a ser contratada por la administración federal, comenzando su carrera profesional como fotoperiodista.

 

Trabajo de campo

Entre 1935 y 1937 Lange trabajó para departamentos oficiales, siempre teniendo como protagonistas en sus fotos a pobres y marginados, especialmente campesinos, familias desplazadas e inmigrantes. Distribuidas sin coste a los periódicos nacionales, sus fotos se transformaron en iconos de la era y se ganó el apodo de la fotógrafa del pueblo.

 

doreah

Fotografías del pueblo norteamericano. Dorothea Lange

 

En 1938-1939 realiza, junto a su segundo marido, un libro con textos y fotografías que tratan de analizar el fenómeno de la migración que causó la depresión, cuando más de 300,000 inmigrantes se trasladaron a California en busca de trabajo agrícola;

En ‘An American Exodus, A Record of Human Erosion’, ella se encargó de la parte gráfica, y él de los textos, y se recogieron conversaciones en microfilms mientras se tomaban las fotografías, así se convirtió en un libro pionero en combinar imágenes con testimonios orales para un público contemporáneo; Desde su creación hasta hoy se considera una de las obras maestras del género documental.

 

dorothea

‘An American Exodus, A Record of Human Erosion’

 

La madre migrante.

Hubo una fotografía que se convirtió, por encima del resto, en un icono representativo de esta época de crisis: ‘Madre migrante’, y quién mejor para explicar ese momento que la propia Dorothea:

“La vi y me acerqué a la famélica y desesperada madre como atraída por un imán. No recuerdo cómo le expliqué mi presencia o mi cámara, pero recuerdo que no me hizo preguntas. Ella me dijo su edad, 32 años. Me contó que habían vivido de vegetales de los alrededores y de pájaros que los niños mataban. Acababa de vender los neumáticos de su coche para comprar alimentos. Ahí estaba sentada, reposando en la tienda con sus niños abrazados a ella, parecía saber que mi fotografía podría ayudarla y entonces me ayudó.”

 

la madre del emigrante

Madre migrante. Dorothea Lange

 

Estilo.

Una de sus principales características, presentes en casi toda su carrera, es su increíble habilidad para crear una comunicación entre el sujeto fotografiado y el que lo está mirando, esa empatía que deberíamos mostrar más a menudo.

¿Y cómo lo hace? A través de su mirada dignifica a los protagonistas de sus escenas, les da importancia, y ganan en humanidad, son más cercanas. Sin embargo, aunque pudiésemos estar pensando que sus imágenes caen en la sensiblería, nada más lejos de la realidad. Son imágenes nacidas de una tremenda conciencia social, nacidas de su propia superación.

 

dorothea lange fotos

Fotografías con conciencia. Dorothea Lange

 

Destapando lo oculto.

Después del ataque a Pearl Harbor, la inquieta artista utilizó su prestigio para registrar la fuerza de la evacuación de los japoneses estadounidenses, y cómo eran llevados a campos de concentración del occidente del país. Este tema le interesó muchísimo y lo siguió paso a paso, desde la evacuación temporal en centros de reunión a los primeros campos permanentes.

Sus fotografías nos dejan constancia de un momento realmente vergonzoso para el gobierno estadounidense, en muchas aparecen niñas y niños presentando honor a la bandera antes de ser enviadas a campos de concentración, y quedan como testigos de las injustas políticas de detención de personas sin ningún cargo criminal, y sin derecho a defenderse.

 

dorotea lange

Japoneses americanos. Dorothea Lange

 

Sus imágenes fueron tan obviamente críticas que el ejército las embargó, por un tiempo no permitieron que salieran  la luz, porque ponían al descubierto las miserias y paranoias conspirativas de las élites del poder de su país.

Aún así ella no se rindió, y junto a Ansel Adams siguió cámara en mano el destino de esa gente, para dejar constancia de las condiciones en las que su gobierno las mantenía; Pusieron su mirada en el sur de California, en la primera concentración campamento para los residentes de ascendencia japonesa. Las fotografías transmiten desolación y abandono, y reflejan claramente el entorno en el que vivían.

 

langes

Campamento de California. Dorothea Lange

 

Su visión.

Quién mejor para describir su trabajo que ella misma, a continuación nos explica sencillamente cómo veía su fotografía, y por qué hacía lo que hacía:

“Mi enfoque se basa en tres consideraciones: Ante todo: ¡Manos fuera! Aquello que yo fotografío, no lo perturbo ni lo modifico ni lo arreglo. En segundo lugar, un sentido del lugar. Lo que yo fotografío, procuro representarlo como parte de su ambiente, como enraizado en él. En tercer lugar, un sentido del tiempo. Lo que yo fotografío, procuro mostrarlo como poseedor de una posición dada, sea en el pasado o en el presente.”

 

dorothea lange migrant mother

Dorothea trabajando

 

En 1941, Lange recibió el premio Guggenheim Fellowship por la excelencia en fotografía. No hay duda de que su legado se ha convertido en parte de la historia de Estados Unidos, unas imágenes realistas que plasman una de las épocas más duras de su país.

 

 

“Una buena fotografía no es el objetivo. Sus consecuencias sí lo son.”

Dorothea Lange

 

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

 

¿Qué ta ha parecido el trabajo de Dorothea Lange?

¿Conocías alguna de sus grandes fotografías?

Cuéntanos…