¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

“Sentir la foto”.

Este podría ser el eslogan de este post, ya que no se trata sólo de hacer una fotografía.

poses retrato

 

Cómo empatizar con nuestro modelo.

En fotografía de retrato, es muy importante hacer llegar al espectador una emoción.

Da igual la que sea, pero hacer sentir.

La foto tiene que hablar, contar una historia con tan solo una imagen.

Esto, a priori, parece sencillo pero hay mucho trabajo detrás ya que, si una pose es forzada o una sonrisa es falsa, no lograremos nuestro objetivo.

Dará igual si la foto tomada tiene una exposición correcta o si la composición es armoniosa.

Al final el retrato, si no transmite naturalidad, si a la vista del espectador no es creíble, no nos dirá nada.

Y es ahí donde veremos que no hemos conseguido nuestro objetivo.

No sólo hay que saber mirar con los ojos de la cámara o con nuestra mirada, hay que saber interpretar al modelo, debemos empatizar.

Hay que tener en cuenta que un retrato muestra dos visiones: la de uno mismo y la de la persona a fotografiar.

Por tanto, hay que transmitir al modelo tus intenciones para que así pueda tener ese punto de vista tuyo.

empatizar modelos

Si quieres obtener algo mas de info sobre nuestro curso gratuito, tan solo tienes que pinchar aquí y te explicamos que es todo lo que vas a lograr

Al empatizar con el modelo y ayudandole a sentirse cómodo delante de la cámara, es muy probable que él lo haga contigo y se cree un vínculo entre ambos que facilitará mucho el trabajo.

Así se podrá sacar lo que ambos tenéis en mente.

empatizar modelo

Voy a dar las pautas que normalmente sigo para poder llegar al modelo y que él llegue a mi.

Si quieres aprender más sobre fotografía, echa un vistazo a nuestra Escuela.

¿Quién es la persona a fotografiar?

Cuando alguien decide que le haga fotos, una de las primeras pregunta que me hago es: quién es.

Para mí es fundamental intentar conocer un poco más allá de un típico “¿qué tipo de fotos quieres?”.

Por lo que intento entablar una conversación con esa persona, a poder ser personalmente y con un café.

Si no puede ser, le llamo por teléfono.

Conmigo llevo siempre una libreta, por si tengo que apuntar datos que me llamen la atención.

Si cuenta algo personal de su vida intento imaginar, si eso mismo me ocurriese a mi, qué sentiría y me llevo conmigo ese sentimiento.

Sé que más tarde me dará ideas.

No se trata de hacerle una entrevista con un listado lleno de preguntas e ir anotando las respuestas.

Se trata de entablar una conversación en la que, sutilmente, esa persona te vaya contando aspectos de su vida que te puedan ayudar a sacar una sesión de fábula.

Verás cómo esa persona no te verá como una amenaza soltando preguntas y más preguntas.

Pensará que estás mostrando un gran interés para que la sesión salga perfecta, pensará que te pones en su piel.

Le darás confianza y cada vez se soltará más.

Ésta es la sutil diferencia.

Esa persona comenzará a sentirse cómoda.

Y el que se sienta así hará que tú también lo estés el día de la sesión.

Porque, no nos engañemos, ambas partes estaréis nerviosos.

Por eso es fundamental establecer unos buenos cimientos al comienzo.

Si la base no es buena, el resultado final tampoco lo será.

Una vez roto el hielo es en ese punto donde les pregunto qué tipo de fotos quieren, qué quieren transmitir, para qué quieren hacerse fotos…

Creedme, las respuestas son increíbles y os ayudarán a buscar ideas para que el día de la sesión sepáis sacar todo el partido.

En el caso de que sea un conocido, sea familiar o amigo, ya tienes gran parte del trabajo hecho.

Con un familiar lo que debemos tener es paciencia.

consejos fotografiar modelos

Nuestra mejor versión.

Este punto es clave.

Para poder conectar adecuadamente con nuestro modelo es fundamental ocultar por un instante los miedos de la inseguridad y la timidez.

Si nuestros modelos nos ven inquietos o alterados ellos también lo estarán.

Piensa que sois un espejo el uno del otro y eso se verá reflejado en la foto.

A sí que toma aire, respira hondo , olvídate del mundo y céntrate en ti, en tu modelo y en tu historia.

Y, sobre todo, lleva una actitud positiva y de confianza en ti mismo.

guiar modelos

Mantén una sonrisa amable.

Piensa la de veces que vamos a cualquier centro comercial y nos atiende gente con caras largas, tristes, desganados.

Seguramente dejaremos de estar cómodos y elijamos acabar rápidamente con la compra, si es que llegamos a hacerla.

Sin embargo, si alguien nos atiende gratamente con una sonrisa hace que nos sintamos cómodos.

Lo mismo ocurre en fotografía, la sonrisa es poderosa.

Podemos hacer cambiar un estado de ánimo y es nuestra mejor arma a la hora de trabajar con alguien al que le vas a tener que dar muchas indicaciones.

Cuenta algo sobre ti.

Si le cuentas alguna anécdota personal verá que la confianza es mutua y entablaréis una conversación donde esa persona se hará una idea de cómo eres tu y eso generará comodidad.

Si el modelo es escueto en palabras, tendrás que hablar más o hacerle alguna pregunta hasta ver con qué tema se siente bien.

Al final las palabras salen y si la actitud que llevas es positiva verás que todo irá fluyendo.

Cuéntale ideas.

Si al entablar ese primer contacto se te ocurre alguna idea, no dudes en comentársela.

Sabrás si le gusta y así orientarte hacia un tipo de foto u otro.

Cualquier idea que se te ocurra entre ese primer café y el día de la sesión, coméntasela.

Verá tu interés por la sesión y se sentirá seguro contigo.

Todos estos puntos también se deben utilizar con un conocido o familiar, aunque con ellos tenemos mucho camino recorrido.

Sólo deberemos mantener la calma.

Sé que no será fácil al principio ya que el exceso de confianza juega malas pasadas.

Hazle saber lo importante que es para ti esa sesión.

Del mismo modo, pregunta por qué se siente incómodo.

Si aún así no se puede calmar el ambiente, lo mejor será que os toméis un descanso o incluso dejarlo para otro momento.

Es muy importante no enfadarse ninguna de las dos partes para que no se convierta en algo desagradable.

¡Estamos para pasarlo bien!

fotografiar modelos consejos

El día de la sesión.

El gran día.

Los nervios y las inseguridades hemos dicho que deben estar guardados y aparentar tranquilidad.

El o la modelo estará igual de nervioso.

Querrá estar a la altura de una buena pose, de una buena foto.

Por lo que serás tú quien deba tranquilizarla con tu buen saber estar.

Entra con alegría.

Saluda con alegría y sin olvidarte de esa fabulosa sonrisa.

Si no habéis tenido la oportunidad de conoceros, sigue los mismos pasos anteriores.

Es bueno intentar hablar antes aunque sea por teléfono, pero si no has tenido la ocasión, este es el momento adecuado donde poderos conocer un poco.

sesión con modelos

No comiences con las fotos.

Personalmente, no me gusta ponerme a hacer las fotos de primeras.

Siempre les saludo, les pregunto cómo están, si han tenido alguna idea más.

Les cuento lo que tengo en mente para la sesión.

Les enseño el atrezzo o hago que me lo enseñen.

Les pido que me muestren la ropa de la que hemos hablado o me han enviado por fotos.

Algo importante es pedir permiso para tocarlos, para poder moverlos.

Parece una tontería, pero hay gente que se siente incómoda si los tocas sin avisar.

Si lo avisas te aseguro que será fácil dirigir.

Hazte entender.

Ocurre en ocasiones que lo que uno tiene en la cabeza no es fácil de explicar.

Si se da el caso, suelta la cámara y ponte tú en su lugar con la pose y el gesto.

Una imagen vale más que mil palabras.

Te entenderán y les impactará ver que tú te pones, literalmente, en su lugar.

No es No.

Puede darse el caso que una idea fabulosa que tengas, al modelo no le guste.

No insistas y hazle saber que lo importante es su comodidad y que no se hará nada que él no quiera.

Se dan muchos casos que sin insistir, cambian de opinión y te preguntarás ¿por qué?

Simplemente, al no ser pesados ellos lo intentan.

El modelo no expresa.

En ocasiones, el modelo no expresa.

Normal, la mayoría de la gente no es modelo.

Si esto ocurre, parad un momento y habla con él de cualquier tema.

Hay gente que le cuesta expresar, pero si no presionáis la situación tarde o temprano se resolverá.

En estos casos me invento una historia y acudo a aquella tarde de café donde me contó un poquito de su vida.

Os aseguro que es un alivio saber dónde encontrar la respuesta para que cambien la actitud.

Si buscas una sonrisa que no sale, prueba poses con miradas lejanas, melancólicas, cabezas inclinadas… gestos con los que veas que se siente a gusto.

Si aún así sigue sin salir, yo, por ejemplo, recurro al sentido del humor.

En muchos casos, paro y me quedo observando el momento y hablo con ellos.

Si veo el gesto que me gusta en esa conversación, tranquilamente tomo la cámara y le digo, “así”.

De repente la calma llega.

fotografia retratos

Dile lo bien que lo hace.

Es muy importante que el modelo sepa si va por el buen camino o no.

Por lo que si lo hace bien, ¡¡díselo!!

No hay nada mejor para subirnos el ánimo que el que nos digan lo bien que lo estamos haciendo.

Enseña tus fotos.

En relación con el punto anterior, te recomendaría que fueras enseñándole alguna foto.

Que el modelo se vea y se vea bien hará que tenga más seguridad en él mismo y te dará unas fotos espectaculares.

Ya no se verá ridículo y saldrán de él más poses sin que le tengas que indicar.

Aplicable a familiares y amigos.

Todos los puntos anteriores se deben utilizar también para ellos.

Verás como su actitud respecto a ti, y a la sesión cambia favorablemente para ambos.

Lo más importante.

Disfruta y haz que disfruten.

Si transmites tu pasión por la fotografía y los haces partícipes, ellos disfrutaran tanto o más que tú.

Y recuerda: no es hacer fotos, es sentir la foto.

retratos modelo fotografia

¿Qué os han parecido estos consejos?

Cuéntanos…

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

Este fantástico artículo es obra de MariJose Fernández Jiménez.

 

 

¡Compártelo con tus amigos!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin