Si te gustan los retratos y quieres dar un paso más, seguro que te interesará conocer la fotografía boudoir.

Imprimir a tus fotos elegancia, sensualidad e intimidad, dará un toque extra de calidad a tu portfolio.

Ya han ido apareciendo con el tiempo sesiones de este tipo de fotografía, por lo que sería buena idea subirnos al carro de la fotografía boudoir.

Es evidente que no vale cualquier cosa, por lo menos las fotos han de ser de buen gusto y cuidando los detalles de la toma, claro está.

Si tuviera que definirla, diría que la fotografía boudoir es desnudar el alma, no el cuerpo.

¿Te interesa conocer más? Vamos allá…

boudoir

fotografía boudoir

Elegancia de una fotografía boudoir © Damien Lovegrove

Qué es fotografía boudoir.

Antes de nada, retrocedamos un poco en el tiempo, hasta el siglo XVIII.

La palabra boudoir viene del francés y significa tocador. Y ya en el siglo XVIII las damas de la época disponían de una habitación privada dentro de los dormitorios principales.

En esta habitación las damas se arreglaban y empolvaban para embellecerse. Vamos, lo que hoy en día llamamos ponerse guapa o sexy  😉

En la actualidad, se denomina así a la disciplina fotográfica que nos muestra el lado más femenino, elegante y sensual de la mujer.

Tanto, que este tipo de sesiones se han vuelto muy populares.

Por supuesto, no confundir con fotografía de desnudo artístico.

fotos boudoir

Boudoir en un cuadro de época. Lienzo de François Boucher, 1742.

La fotografía boudoir no significa desnudarse delante de la cámara y ya está.

El juego de la seducción, la imaginación, la insinuación hace que la toma cobre fuerza y sea artística.

Es muy recomendable que exista un enfoque honesto y puro de la persona a la que estamos fotografiando.

Hay que recordar que este tipo de fotografía no es para agradar a los hombres, sino que es una obra para la mujer que tenemos delante del objetivo.

Escenario y localizaciones para la fotografía boudoir.

A la hora de elegir dónde vamos a realizar nuestra sesión, como siempre decimos en DR Escuela, planifica.

La sesión de boudoir puede realizarse en cualquier lugar que despierte los sentidos y la femineidad de la mujer.

Los mejores sitios serían habitaciones elegantes, bien que ya conozcas o de amigos, o bien de hoteles con suites de ensueño. Muchos de ellos las alquilan por horas.

fotografos boudoir

Fotografías © Oscar Bejarano

Y para nuestras composiciones puedes jugar a tu gusto, utilizando varios elementos, como sofás, camas lujosas, lámparas, cortinas, y todo lo que te inspire.

Por supuesto, que nada te limite, pues podemos también realizar las sesiones en exteriores, como una playa solitaria o un rincón hermoso en medio del campo. Aquí ya lo dejo a tu imaginación 🙂

Equipo necesario para la fotografía boudoir.

Como siempre aconsejamos, no te limites con el equipo, con cualquier cámara y una buena lente podemos hacer maravillas, y aquí tampoco va a ser una excepción.

Al tratarse de retratos, lo que más se suele usar son focales tales como un 50mm, o más largas como un 85mm o un 135mm, para no estar pegados a la modelo.

Por supuesto que si la habitación es muy pequeña y te ves con poca libertad de movimiento, aquí tal vez un 35mm, para tomas de cuerpo entero, te será muy útil.

Pero como te indicamos en el apartado anterior, busca un lugar espacioso y cómodo, donde puedas moverte a gusto y donde la modelo también se sienta cómoda. Así que evita los cuartuchos más pequeños que la habitación de Bilbo Bolsón 🙂

camara rapida

Utiliza luz suave, ayudándote por ejemplo de softbox u octabox. Foto © thestudio-phoenix.com

Además de la cámara y el objetivo, puedes aprovechar la luz natural si hay una buena ventana o balcón y también puedes utilizar luz suave extra gracias a un flash montado en un softbox o con un paraguas.

Y si queremos escenas con luz menos intensa para lograr más cercanía e intimidad en los retratos, podemos usar focos LED para dirigirlos justo ahí donde queremos iluminar.

Incluso algunos modelos de luces LED nos permiten variar el color y la intensidad de la luz, con lo que nos dará muchas opciones para soltar toda nuestra creatividad.

Iluminación para la fotografía boudoir.

En este caso tenemos dos opciones claras: o bien luz natural o bien luz artificial.

Como hemos dicho, si optamos por la luz natural, podemos aprovechar la luz que entra por la ventana o balcón, usar difusores o incluso las cortinas para difuminar esa luz y hacerla suave a nuestro gusto.

También podemos usar esa luz natural ambiente de manera más íntima colocando a la modelo alejada de la ventana y conseguir bonitas tomas en clave baja en el interior de la habitación.

sesion de fotos boudoir

Una ventana puede convertirse en nuestro gran aliado en cuanto a luz natural. Foto @ Donte Tidwell

Y en lo que respecta a la luz artificial, tenemos la posibilidad de usar un flash o varios flashes, y conseguir una bonita luz suave ayudándonos de un octabox, softbox, beauty dish, paraguas, etc.

También es otra buena idea, si deseas usar una fuente de luz pequeña y dirigida sólo hacia una parte de la modelo, la posibilidad de usar un cono o snoot en el flash para concentrar la luz en una pequeña zona.

Como ves, tienes muchas posibilidades creativas para jugar y lograr fotografías elegantes y cuidadas en cuanto a iluminación.

fotos de boudoir

Un softbox o caja de luz puede ser nuestro aliado en la luz artificial. Foto © Jen Rozenbaum

La modelo en una sesión de boudoir.

Sí, ya sabemos lo que estás pensando, en una modelo de revista tipo Claudia Schiffer o Laetitia Casta. Es broma 😉

Lo cierto es que cualquier mujer puede ser la protagonista de tu sesión boudoir.

No tiene que tener ni un canon de belleza establecido por esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, ni tampoco un aspecto físico de características ideales o espectaculares.

Recuerda que tan sólo necesitas expresar toda la femineidad que la mujer que vas a fotografiar lleva dentro.

Reúnete con tu modelo, habla con ella, que te cuente sus gustos y lo que quiere. Haz que se sienta muy cómoda, que confíe plenamente en ti.

Con esto, tus ideas cobrarán vida en hermosas fotografías y dejarás que ella, al encontrarse cómoda y confiada, se suelte y te regale tomas improvisadas de un valor incalculable.

Por supuesto, en este apartado te aconsejamos que cuides el atrezzo, que sea elegante, al igual que los complementos, la lencería, etc.

fotos sensuales

La comodidad y confianza con tu modelo son esenciales. Foto © Jen Rozenbaum

Las poses en la fotografía boudoir.

La palabra boudoir es sinónimo de elegancia y sensualidad, por lo que no es necesario ser muy explícito en las tomas que realices.

Con las poses, insinúa pero no enseñes todo, deja al espectador con ganas de ver más, haz que trabaje su imaginación.

Juega con los elementos que tengas a tu disposición, como unos zapatos, tacones, medias a medio quitar, formas o siluetas sensuales, primeros planos de una parte del cuerpo desenfocando el resto de la escena, etc.

Yo te doy ideas, pero aquí ya dejo que tu imaginación vuele para que obtengas fotografías muy sugerentes.

imagenes sensuales

Sugerir sin mostrar todo, cuenta mucho más de lo que crees en tu fotografía. Foto © Sweet Emotion Boudoir Photography

La sesión en fotografía boudoir.

Aquí hay factores a tener muy en cuenta.

La modelo, si ya es de confianza, puede venir sola.

Pero si no es el caso, que ella elija a un acompañante de confianza, como puede ser una buena amiga.

No es recomendable un familiar y en ocasiones tampoco la pareja, pues esto puede cohibir un poco a la modelo.

Y si necesitas un asistente en la sesión, te recomiendo un asistente femenino para que te ayude con el equipo, la iluminación y que te pueda ayudar con el vestuario o complementos. Es así, las mujeres tiene mejor gusto por la moda y te ayudará muchísimo en este tema.

Por supuesto, que en la sesión consigas que tu modelo se relaje y pase un rato divertido e inolvidable. Te dará tomas más naturales y también con buen humor.

Recuerda también que si en las sesiones normales nunca has de tocar a la modelo, en una sesión boudoir esto es más evidente todavía.

foto sensualidad mujer

Un sofá y buena luz, no necesitamos mucho más. Foto © https://yourhollywoodportrait.com/

Color y Blanco y Negro en la fotografía boudoir.

En este caso tampoco vamos a limitarnos, como es nuestra filosofía en DR Escuela, que nada te limite.

Por tanto, puedes alternar y realizar tomas tanto en color como en blanco y negro.

Con esto aportarás más variedad y elegancia a tus sesiones.

Y si queremos lograr fotografías sugerentes, únicas y glamurosas, hoy te traigo a uno de mis fotógrafos favoritos, que maneja la luz como nadie y tiene un gusto admirable para los retratos y también boudoir.

Te presento a Damien Lovegrove, que alterna tanto el color como el blanco y negro en sus fotografías.

boudoir blanco y negro

Boudoir en elegante blanco y negro. Fotos @ Damien Lovegrove

boudoir elegancia

Fantásticos ejemplos de boudoir en color. Fotos © Damien Lovegrove

La edición de la fotografía boudoir.

Aquí os recomendamos la máxima naturalidad posible.

No abuses de retoques muy agresivos en Photoshop en este tipo de fotografías, como mucho corregir o eliminar algunas imperfecciones de la piel y poco más.

Ten en cuenta que estas fotografías no son de la disciplina de moda o fantasía, sino un tipo de fotografía en la que se busca un resultado lo más natural posible.

La modelo tiene que verse tal y como es, reconocerse y que tanto ella como su familia se sientan orgullosos de la sesión.

Además, una vez editadas y seleccionadas las mejores fotografías de la sesión, es una buena idea exportarlas y crear un album con las fotos impresas, así se verán mejor, lucirán más y estarán elegantemente presentadas.

Ese plus de entregar las fotos en papel será como un tesoro para tu modelo  🙂

como hacer una sesion boudoir

Ejemplos de fotografía boudoir, fotos © https://celimagesprovocateur.com/

Conclusiones.

La fotografía boudoir no es sólo realizar tomas sensuales o sugerentes, va mucho más allá, es una experiencia única.

Para muchas mujeres significa un cambio, pues pueden ver de otra manera la percepción de propio su cuerpo y con ello la aceptación de su belleza. Es un regalo.

Una sesión de boudoir es una experiencia tanto para ti como para tu modelo, y abarca además de la sesión en sí, la elección del estilo o la iluminación, la búsqueda de una buena localización, elección de la ropa, el cuidado de los detalles, atrezzo, maquillaje, poses, etc.

Como te dijimos al principio, si cuidas y planificas estas sesiones, tendrás un extra de elegancia que añadir a tu portfolio.

Recuerda que la magia la creas tú junto con tu modelo, no dejes los milagros para luego y que Photoshop haga el trabajo duro por ti.

boudoir sesiones

Sesión de boudoir. Foto © http://www.coutureboudoir.com/

Y recuerda que la comodidad y confianza con tu modelo hacen muchísimo.

Si te dicen cosas como: “no sé posar”, “tengo partes de mi cuerpo que no me gustan”, “ya no tengo edad…”, “tengo arrugas”, “no tengo una figura bonita”,… No te extrañes, sucede con frecuencia.

La solución: recuérdales que son hermosas tan sólo por ser como son, que en la sencillez y en lo natural es donde está la belleza de verdad.

Con todos estos consejos de hoy, seguro que tus futuras sesiones serán increíbles 🙂

 

Puedes inscribirte en nuestro curso gratuito pinchando aquí
Curso de Fotografía Gratis

 

Autores para inspirarnos en fotografía boudoir.

Y aquí te traigo una selección de mis favoritos que, al menos en parte de sus trabajos, también tienen mucho que decir en foto boudoir.

Damien Lovegrovehttps://www.lovegrovephotography.com/

Oscar Bejaranohttps://www.ventadefotos.es/

Jen Rozembaumhttp://jenrozenbaum.com/

Celimages Provocateur. https://celimagesprovocateur.com/

Couture Boudoir. http://www.coutureboudoir.com/

You Hollywood Portrait. https://yourhollywoodportrait.com/

Sweet Emotion Boudoir Photographyhttp://www.sweetemotionboudoir.com/

Donte Tidwell. http://dontetidwell.com/

boudoir fotos

Fotografía boudoir © http://www.sweetemotionboudoir.com/

¿Qué te han parecido estos consejos sobre fotografía boudoir?

¿Te atreves a realizar una sesión boudoir?

Cuéntanos…

 

Si quieres aprender más sobre fotografía y conocer más técnicas, echa un vistazo a nuestros cursos DR Escuela.

 

Foto de portada © Damien Lovegrove.